Kusen de Étienne Zeisler sobre el "Tenzo Kyokun" del Maestro Dogen [37/..]

 KUSEN

 (enseñanza oral durante zazen)

"TENZO KYOKUN"

del

Maestro DOGEN

Comentarios de Ètienne Zeisler 

37/..]  

Domingo 18 de enero 1987. (17:00 h), Día de zazen.  

Dogen dice:” No seáis exaltados por el fragor de la primavera. No seáis afligidos por los colores del otoño. Considerar el cambio de las estaciones ilimitado. Ved lo ligero y lo pesado con una dimensión elevada. Solamente entonces podréis escribir, comprender, estudiar la palabra dai”. Dai, grande, no depende de nuestras características. Cada cual tiene las suyas, como sus propias ideas. Zazen comienza cuando se tiran estas características. Cuando se para de creer que los pensamientos, las secreciones del cerebro son la verdad absoluta.

El Príncipe Shotoku, que introdujo el budismo en Japón, escribió en su Constitución: ”Todos los hombres tienen espíritus diferentes. Todos ven las cosas diferentemente. Cuando el otro tiene razón, yo estoy equivocado. Cuando yo tengo razón, los otros están equivocados, No soy necesariamente sabio; los demás no son necesariamente idiotas. Somos todos, hombres normales.” Las ideas de verdad, de falso, llevan directamente al conflicto. La verdad es que somos todos hombres normales. Buda era un hombre normal. BodhiDharma era un hombre normal, Dogen era un hombre normal.

Durante zazen, podemos observar nuestro espíritu débil, que escoge, que discrimina, que está triste o alegre. Y al mismo tiempo, zazen atrapa a ese espíritu, ese espíritu estrecho, y lo tira. Nuestra consciencia se vuelve entonces dúctil, dulce, “No fanática”, decía Sensei, y permite ver las cosas a partir de una dimensión elevada. Es daishin, el espíritu que es como una montaña, estable e imparcial. Cuando se practica zazen, nuestro espíritu se vuelve fresco, nuevo. Es como respirar aire puro después de haber respirado un aire sucio durante cientos de años. Zazen detiene todas las fabricaciones, todas las relaciones. Zazen no tiene necesidad de nuestras categorías, de nuestro ego. Zazen es daishin. Dogen dice:”poseer daishin quiere decir: estar sin prejuicios y rechazar todo extremo.”

Os lo he dicho todo al mismo tiempo, evidentemente lo ligero y lo pesado existen. No es necesario volverse idiota. “Nada es importante, entonces doy la llave de ni casa al ladrón. Hay que ser mushotoku, sin meta, entonces doy todo mi dinero, en los negocios, me concentro para perder.” Lo opuesto es también falso. “No pienso más que en ganar, en amontonar. He instalado sesenta sistemas de alarma en mi casa”.

Daishin, no estar bloqueado ni por ku ni por shiki. Apreciad vuestra vida con una dimensión elevada. Apoyaros solamente sobre esta dimensión. No tenéis necesidad de nada más. Zazen es en si mismo la montaña y el océano. Los que no comprenden esto, los que no son capaces de abrazar los extremos, son como alguien que bebe, y que se deja arrastrar por su borrachera, aunque comprende que el alcohol lo emborracha. Si continúa, es como el alcohol que bebe al alcohol, y al final el alcohol se bebe al bebedor. Instalarse firmemente en la propia vida, de una manera inquebrantable, inamovible, es poseer daishin.

El día de zazen se acaba con la última ceremonia. El número de participantes ha variado ostensiblemente durante los cuatro zazenes. Después de la ceremonia, se abrirá el bar, pagando. Los que se han quedado a los cuatro zazenes podrán tomar una copa gratuita. Los que han venido a tres, dos o uno, deberán pagar.

Daishin debe concernir al espíritu más profundo que nos llegue en nuestra vida, gratuito o pagando. El responsable del bar deberá poner atención. Esta mañana ha criticado a los que no estaban en el primer zazen. Bien o mal, todo el mundo debe ser servido de la misma manera. Es roshin, el mismo espíritu que un padre respecto a su hijo. En último lugar, es solamente en nuestra vida cotidiana, donde podréis realizar esta dimensión, la más elevada. Dogen dice:”Es solamente en este momento, cuando podréis escribir, comprender, estudiar, la palabra Dai”.

Zazen en si mismo engloba todas las cosas: ligero, pesado, bien, mal, gratuito, pagando. Si realizáis con todas las células de vuestro cuerpo, es Kishin, el espíritu feliz, libre, fresco, alegre.

 Continuará... 

Entradas populares de este blog