Kusen de Étienne Zeisler sobre el "Tenzo Kyokun" del Maestro Dogen [24/..]

KUSEN

 (enseñanza oral durante zazen)

"TENZO KYOKUN"

del

Maestro DOGEN

Comentarios de Ètienne Zeisler


 [24/..]  

Domingo 12 de octubre 1986. (17:00 h) 

Vuestra postura no debe desviarse ni hacia delante ni hacia detrás. Poned atención en que vuestra columna vertebral esté bien vertical. Empujad el cielo con la cabeza y el suelo con las rodillas.

Retomo la frase anterior. El Zennen Shingi dice: “Que una persona, sea estúpida o inteligente, sea como sea, es un monje que busca la Vía. Es pues un tesoro inestimable para todos los hombres y para todos los mundos”.

Luego, Dogen escribe: “Incluso si lo justo y lo falso existen no os dejéis arrebatar por este juicio. El deseo de seguir esta actitud es en sí misma la Vía. Si os equivocáis sobre este punto, e incluso si tenéis la suerte de encontrar el Zen autentico, os desviaréis totalmente de la Vía. La médula de los grandes maestros de los tiempos antiguos, residía en que colocaban este espíritu en cada una de sus actividades. Los hombres y las mujeres de generaciones futuras que ocupen la función de tenzo, no alcanzarán, la esencia de esta enseñanza más que cuando practiquen de acuerdo con este espíritu.

Las reglas del gran Maestro Hyakujo no deben ser tomadas a la ligera.”

Hyakujo era el discípulo de Nangaku. Fue quién creó en China las reglas de los templos zen, las reglas que luego han sido seguidas en todos los templos. Vivió en el siglo nueve. Pronunció esta frase célebre: “un día sin trabajo, un día sin comer”.

Nuestro trabajo, nuestra vida cotidiana deben volverse la práctica de la Vía, o más bien, mi vida cotidiana debe volverse la práctica de la Vía. Sensei decía comentando esta frase: “Hyakujo no era comunista, aunque esta frase les hubiera complacido mucho. En realidad esto significa: Si yo mismo no trabajo, no comeré.” La enseñanza del Hyakujo no se ha de tomar a la ligera. Lo verdadero y lo falso existen, dice Dogen, no os dejéis arrastrar por este juicio. Si vuestra vida entera, vuestra vida cotidiana, aspira a realizar este espíritu, esto será la sabiduría más elevada, más allá de vuestra conciencia personal.

Sensei decía:“Durante zazen, inconscientemente, naturalmente, automáticamente, nos volvemos Budas, nos volvemos parecidos a Dios” Pero si os apoyáis sobre estas categorías, sobre vuestras anteojeras, errareis completamente la Vía. No es algo que otro os pueda enseñar. Si Yo mismo no practico, no trabajo, yo mismo no podré comer.

Las palabras, los kusens, las enseñanzas, Hyakujo, Dogen son como un sueño. Al final, zazen es solamente zazen. Si se “explica”, esto es únicamente falso.

 Continuará...    

Entradas populares de este blog