Rohatsu.

Rohatsu
Se dice que en el zazen de la madrugada del 8 de diciembre el Buda levantó la vista y vio la estrella de la mañana, un acontecimiento que provocó su iluminación. Con el sol levantándose encima de las montañas orientales, declaró al amanecer, "He alcanzado el Despertar junto con el conjunto de la gran tierra y todos sus seres." Todos los que siguen el Camino de Buda han leído de ese momento, viendo en el pronunciamiento del Buda lo que sienten en sus propios corazones. Pero para mí su manifestación espontánea a la vista de la estrella de la mañana fue la primera y quizá más penetrante revelación de la ecología profunda que impregna la vida budista, pues la iluminación del Buda fue en sí misma una realización que él, la estrella, y la totalidad de la tierra eran simples manifestaciones. Sintió que la superficie de su piel no era la terminación de sí mismo y que el "yo" del  que ya no podía discernir principio o al final era tan amplio como el universo y el tiempo. El ojo con el que contemplaba  la estrella de la mañana era el gran órgano de la visión que despierta todos nuestros amaneceres. "

Tomado del Blog: dojozenbilbao.blogspot.com , del 07 diciembre 2015

Entradas populares de este blog

Encuentro zen, 20 y 21 diciembre 2019, en Iruña/Pamplona, con Eukeni Myoken Callejo

50 años de Soto Zen en Europa.

1 al 8 diciembre 2019, Niza y Pégomas (F), semana practica intensiva, con Roland Yuno Rech.